Sistemas antiposado para el control de palomas

Deshacerse de las palomas se ha convertido en una de las labores más difíciles dentro de los centros urbanos donde existe una sobrepoblación de estas, debido a que se congregan en grandes bandadas. Implementar, por ejemplo, sistemas antiposado para el control de palomas, es una de las soluciones más comunes para ahuyentarlas eficazmente, pero son viables solamente en espacios no muy anchos, como cornisas, salientes, barandas y ventanas, entre otros.

Contar con espacios libres de palomas es sinónimo de salud y tranquilidad. Estas aves son consideradas animales molestos, debido a su gran población y sus hábitos de anidación, porque dañan grandes áreas de tu hogar de manera casi inmediata.

Los sistemas antiposado para el control de palomas se incluyen dentro de un grupo denominado control activo mecánico, en el que encontramos además otros sistemas como la captura y los sistemas de exclusión.

Es muy común encontrar líneas antiposado en las fachadas de edificaciones, con cierto interés cultural, donde su uso no afecta significativamente la estética, así como los pinchos antiposado en edificios donde los usuarios están dentro de alguno de los grupos de riesgo, como residencias de ancianos, hospitales y colegios, entre otros.

En tal sentido, los sistemas antiposado para el control de palomas más frecuentes son el uso de pinchos y de líneas. Ambos sistemas están creados para evitar definitivamente que las palomas y otros pájaros se posen en lugares estrechos, donde suelen refugiarse para descansar, pernoctar, asolearse o divisar zonas de alimentación. En las líneas antiposado se utilizan cables de acero tenso, que se colocan a una determinada altura y separación. La finalidad es que cuando la paloma se quiera posar, estos sistemas se lo impidan, o les resulte incómodo. La funcionalidad entre pinchos y líneas es básicamente la misma; la diferencia radica en lo estético, pues la línea se disimula mucho más que el pincho.

Además del control activo mecánico, también se encuentran otros dos tipos de control; el control activo químico y el control activo biológico. El primero queda reducido casi exclusivamente al uso de ciertos productos repelentes y anticonceptivos. El segundo es más habitual e implica la utilización de depredadores naturales como águilas y halcones.

 

Otros métodos para el control de palomas

Además de los sistemas antiposado para el control de palomas, existen otros métodos para ahuyentar a las palomas eficazmente, como el uso de elementos en movimiento o que generen destellos como los CDs y las figuras con formas de depredador como halcones, cuervos y búhos. Estos comúnmente se emplean como sistemas para modificar el comportamiento de palomas y otras aves.

Estas figuras que cumplen la misma función de un espantapájaros común, hoy en día tienen versiones más complejas, incluso con movilidad animatrónica: cada cierto tiempo hacen un movimiento simulando tener vida, para así lograr mantener a raya a las palomas (hasta que éstas se dan cuenta de que no hacen más que un movimiento periódicamente, y nada más).

También se suele utilizar geles, que no es otra cosa que una sustancia viscosa que se coloca en la zona deseada (sobre todo en cornisas), y cuando la paloma se posa es como si estuviese en medio de barro, el resultado es que el ave se va, a causa de la incomodidad. El mantenimiento de este tratamiento es trabajoso, por lo que casi no se utiliza.

En las técnicas repelentes también están los emisores de sonido y, recientemente, una especie látigo, cuya varilla tiene un sensor de movimiento que al percibir algo se agita, generando un “latigazo”. A pesar de la variedad, las técnicas repelentes no son muy eficaces.

Estos sistemas antiposado para el control de palomas, sin embargo, a manos de particulares, sugieren un riesgo. Ante un problema de sobrepoblación de palomas, lo adecuado es acudir a una que se encargue de orientar una solución que se ajuste al entorno.

Si estás interesado en conocer las ventajas de contratar profesionales de control de plagas, le invitamos a suscribirse al Newsletter Plan de Control de Plagas y podrá recibir en su email la información más actual y consejos apropiados para que el control de plagas en su hogar o empresa sea fácil y efectivo.

Inspeccion gratuita desratizacion, desinsectacion y desinfectación en canarias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sistemas antiposado para el control de palomas

Deshacerse de las palomas se ha convertido en una de las labores más difíciles dentro de los centros urbanos donde existe una sobrepoblación de estas, debido a que se congregan en grandes bandadas. Implementar, por ejemplo, sistemas antiposado para el control de palomas, es una de las soluciones más comunes para ahuyentarlas eficazmente, pero son viables solamente en espacios no muy anchos, como cornisas, salientes, barandas y ventanas, entre otros.

Contar con espacios libres de palomas es sinónimo de salud y tranquilidad. Estas aves son consideradas animales molestos, debido a su gran población y sus hábitos de anidación, porque dañan grandes áreas de tu hogar de manera casi inmediata.

Los sistemas antiposado para el control de palomas se incluyen dentro de un grupo denominado control activo mecánico, en el que encontramos además otros sistemas como la captura y los sistemas de exclusión.

Es muy común encontrar líneas antiposado en las fachadas de edificaciones, con cierto interés cultural, donde su uso no afecta significativamente la estética, así como los pinchos antiposado en edificios donde los usuarios están dentro de alguno de los grupos de riesgo, como residencias de ancianos, hospitales y colegios, entre otros.

En tal sentido, los sistemas antiposado para el control de palomas más frecuentes son el uso de pinchos y de líneas. Ambos sistemas están creados para evitar definitivamente que las palomas y otros pájaros se posen en lugares estrechos, donde suelen refugiarse para descansar, pernoctar, asolearse o divisar zonas de alimentación. En las líneas antiposado se utilizan cables de acero tenso, que se colocan a una determinada altura y separación. La finalidad es que cuando la paloma se quiera posar, estos sistemas se lo impidan, o les resulte incómodo. La funcionalidad entre pinchos y líneas es básicamente la misma; la diferencia radica en lo estético, pues la línea se disimula mucho más que el pincho.

Además del control activo mecánico, también se encuentran otros dos tipos de control; el control activo químico y el control activo biológico. El primero queda reducido casi exclusivamente al uso de ciertos productos repelentes y anticonceptivos. El segundo es más habitual e implica la utilización de depredadores naturales como águilas y halcones.

 

Otros métodos para el control de palomas

Además de los sistemas antiposado para el control de palomas, existen otros métodos para ahuyentar a las palomas eficazmente, como el uso de elementos en movimiento o que generen destellos como los CDs y las figuras con formas de depredador como halcones, cuervos y búhos. Estos comúnmente se emplean como sistemas para modificar el comportamiento de palomas y otras aves.

Estas figuras que cumplen la misma función de un espantapájaros común, hoy en día tienen versiones más complejas, incluso con movilidad animatrónica: cada cierto tiempo hacen un movimiento simulando tener vida, para así lograr mantener a raya a las palomas (hasta que éstas se dan cuenta de que no hacen más que un movimiento periódicamente, y nada más).

También se suele utilizar geles, que no es otra cosa que una sustancia viscosa que se coloca en la zona deseada (sobre todo en cornisas), y cuando la paloma se posa es como si estuviese en medio de barro, el resultado es que el ave se va, a causa de la incomodidad. El mantenimiento de este tratamiento es trabajoso, por lo que casi no se utiliza.

En las técnicas repelentes también están los emisores de sonido y, recientemente, una especie látigo, cuya varilla tiene un sensor de movimiento que al percibir algo se agita, generando un “latigazo”. A pesar de la variedad, las técnicas repelentes no son muy eficaces.

Estos sistemas antiposado para el control de palomas, sin embargo, a manos de particulares, sugieren un riesgo. Ante un problema de sobrepoblación de palomas, lo adecuado es acudir a una que se encargue de orientar una solución que se ajuste al entorno.

Si estás interesado en conocer las ventajas de contratar profesionales de control de plagas, le invitamos a suscribirse al Newsletter Plan de Control de Plagas y podrá recibir en su email la información más actual y consejos apropiados para que el control de plagas en su hogar o empresa sea fácil y efectivo.

Inspeccion gratuita desratizacion, desinsectacion y desinfectación en canarias

Vuelve al comienzo