Problema de termitas subterráneas en Tenerife: Reticulitermes Flavipes

El problema de termitas subterráneas en Tenerife está empezando, por desgracia, a ser bien conocido en la isla. De lo que aún no hay conciencia exacta es del alcance de esta devastadora plaga.

Todas las termitas subterráneas pertenecen al género Reticulitermes, entre las que destacan, por ejemplo:

  • Reticulitermes grassei
  • Reticulitermes lucifugus
  • Reticulittermes flavipes

Las diferencias entre estas especies están más relacionadas al tamaño de la colonia, tipos de madera que más les atraen y distribución en el territorio, que a su comportamiento. Estas diferencias no resultan significativas a efectos de diagnóstico y control. Sin embargo, en términos de capacidad de generar daños, la Reticulitermes flavipes destaca sobre el resto.

El tamaño promedio de una colonia de termitas subterráneas está relacionado directamente con su capacidad para provocar un daño. Es decir, una especie cuya colonia está conformada por unos pocos cientos de insectos provocará desperfectos significativamente menos importantes que otra con decenas o cientos de miles de integrantes.

Caso de Reticulitermes flavipes en Tenerife

Si reside en la isla, es posible que recuerde la alarma social que provocó la noticia de la confirmación de presencia de termitas subterráneas en el término municipal de Tacoronte. Este fue el primer lugar de la isla donde se detectó la presencia de la Reticulitermes flavipes y donde saltó a la luz pública el problema de termitas subterráneas en Tenerife. Sin embargo, podemos confirmar hoy en día la existencia de termitas subterráneas también en el Casco antiguo de La Laguna y en Playa Las Américas.

Considerada como una de las termitas más destructivas, es importante destacar que esta especie no es propia de las Islas Canarias, sino que se estima que su origen está en la zona de Centroamérica y el Caribe, pues es donde está más ampliamente distribuida, junto con el sureste de Estados Unidos.

Las termitas en general cumplen la función de contribuir en el proceso de descomposición de la madera muerta; es por esto que reticulitermes flavipes es capaz de generar daños extremadamente graves en las estructuras y mobiliario de viviendas, pudiendo ocasionar importantes accidentes que ponen en riesgo la integridad física de las personas.

Aunque las termitas no son por regla general transmisoras directas de enfermedades, son capaces de ocasionar grandes pérdidas económicas e incluso derrumbes, si no se detecta a tiempo su presencia y logran llegar a provocar un deterioro irreversible de la madera presente en las estructuras.

“Tengo miedo de que mi vivienda se devalúe por presencia de termitas”

Una observación habitual de quienes se enfrentan a una plaga de termitas en su vivienda, es el temor a que ésta se devalúe si el caso salta a la luz pública. Aunque esta afirmación pueda llegar a ser cierta, el potencial riesgo que conlleva la presencia de termitas subterráneas no compensa a efectos de no solicitar un control y alertar a los vecinos. Es necesario realizar un tratamiento inmediato a manos de profesionales en el sector de control de plagas.

Si el foco de termitas está en fase de inicio, es fácilmente controlable a manos de profesionales técnicos. De lo contrario, el problema se distribuirá y sin duda se potenciará; recuerde que esta especie tiene una gran capacidad destructora.

Se puede decir que gran parte del patrimonio histórico de Tenerife está en riesgo por la presencia de termitas subterráneas, debido a que la Reticulitermes ha demostrado haberse aclimatado a toda la climatología de la isla, siendo un potencial problema para las estructuras.

Una de las particularidades de las termitas subterráneas es que su nido está en el subsuelo; al resguardarse en tierra, las incidencias por su presencia están asociadas caso exclusivamente a edificaciones; rara vez aparecen en embarcación es o cualquier otra estructura sobre agua.

Tratamientos contra el problema de termitas subterráneas en Tenerife

Como tratamiento contra el problema de termitas subterráneas en Tenerife, existen tratamientos químicos de efecto barrera que consisten en la inyección de grandes cantidades de insecticida en el suelo, muros y paredes combinado habitualmente con la propia aplicación directa de protectores sobre la madera afectada o que es necesario proteger.

Estas técnicas están en paulatino desuso, gracias a la aparición de un tratamiento innovador, el uso de cebos con inhibidor de crecimiento (IGR). Las ventajas de este último son muchas:

  • Los tratamientos de efecto barrera no logran resolver el problema en origen en la mayoría de los casos. Con el cebo sí es viable eliminar el termitero.
  • Los primeros precisan el uso sistemático de enormes cantidades de productos químicos, mientras que en el tratamiento con cebos se logra un uso racional de los biocidas aplicados.
  • Los riesgos de contaminación del medioambiente y de efectos adversos en personas y animales son muy bajos con el uso de cebos.

Las temporadas en que se reciben mayor número de incidencias por presencia de termitas están marcadamente diferenciadas según su tipo; el grueso en número es por termitas de la madera seca, generalmente entre junio y agosto, mientras que en Tenerife hemos comprobado que el mayor número de avisos por termitas subterráneas ocurre en diciembre y enero. El motivo en ambos casos es que es en los meses indicados cuando tienen lugar respectivamente las fases reproductoras, lo que incrementa mucho la sintomatología y, en consecuencia, es cuando surgen las preocupaciones de los habitantes.

Si durante todo del año es importante mantener la vigilancia ante la posible presencia de termitas, aún lo es más estar especialmente atentos al inicio de verano e invierno. En caso de detectar signos de su presencia, contacte lo más pronto posible con profesionales en control de plagas como APINSA, que ofrezcan una efectiva solución a fin de evitar graves daños a las estructuras y posibles derrumbes.

Si quiere saber más acerca de cómo son las termitas subterráneas en España, o conocer más detalles sobre cómo resolver el problema de termitas en comunidades de vecinos, suscríbase al Newsletter de Plan De Control De Plagas para mantenerse informado.

Seleccionar un servicio de control de plagas en la industria alimentaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Problema de termitas subterráneas en Tenerife: Reticulitermes Flavipes

El problema de termitas subterráneas en Tenerife está empezando, por desgracia, a ser bien conocido en la isla. De lo que aún no hay conciencia exacta es del alcance de esta devastadora plaga.

Todas las termitas subterráneas pertenecen al género Reticulitermes, entre las que destacan, por ejemplo:

  • Reticulitermes grassei
  • Reticulitermes lucifugus
  • Reticulittermes flavipes

Las diferencias entre estas especies están más relacionadas al tamaño de la colonia, tipos de madera que más les atraen y distribución en el territorio, que a su comportamiento. Estas diferencias no resultan significativas a efectos de diagnóstico y control. Sin embargo, en términos de capacidad de generar daños, la Reticulitermes flavipes destaca sobre el resto.

El tamaño promedio de una colonia de termitas subterráneas está relacionado directamente con su capacidad para provocar un daño. Es decir, una especie cuya colonia está conformada por unos pocos cientos de insectos provocará desperfectos significativamente menos importantes que otra con decenas o cientos de miles de integrantes.

Caso de Reticulitermes flavipes en Tenerife

Si reside en la isla, es posible que recuerde la alarma social que provocó la noticia de la confirmación de presencia de termitas subterráneas en el término municipal de Tacoronte. Este fue el primer lugar de la isla donde se detectó la presencia de la Reticulitermes flavipes y donde saltó a la luz pública el problema de termitas subterráneas en Tenerife. Sin embargo, podemos confirmar hoy en día la existencia de termitas subterráneas también en el Casco antiguo de La Laguna y en Playa Las Américas.

Considerada como una de las termitas más destructivas, es importante destacar que esta especie no es propia de las Islas Canarias, sino que se estima que su origen está en la zona de Centroamérica y el Caribe, pues es donde está más ampliamente distribuida, junto con el sureste de Estados Unidos.

Las termitas en general cumplen la función de contribuir en el proceso de descomposición de la madera muerta; es por esto que reticulitermes flavipes es capaz de generar daños extremadamente graves en las estructuras y mobiliario de viviendas, pudiendo ocasionar importantes accidentes que ponen en riesgo la integridad física de las personas.

Aunque las termitas no son por regla general transmisoras directas de enfermedades, son capaces de ocasionar grandes pérdidas económicas e incluso derrumbes, si no se detecta a tiempo su presencia y logran llegar a provocar un deterioro irreversible de la madera presente en las estructuras.

“Tengo miedo de que mi vivienda se devalúe por presencia de termitas”

Una observación habitual de quienes se enfrentan a una plaga de termitas en su vivienda, es el temor a que ésta se devalúe si el caso salta a la luz pública. Aunque esta afirmación pueda llegar a ser cierta, el potencial riesgo que conlleva la presencia de termitas subterráneas no compensa a efectos de no solicitar un control y alertar a los vecinos. Es necesario realizar un tratamiento inmediato a manos de profesionales en el sector de control de plagas.

Si el foco de termitas está en fase de inicio, es fácilmente controlable a manos de profesionales técnicos. De lo contrario, el problema se distribuirá y sin duda se potenciará; recuerde que esta especie tiene una gran capacidad destructora.

Se puede decir que gran parte del patrimonio histórico de Tenerife está en riesgo por la presencia de termitas subterráneas, debido a que la Reticulitermes ha demostrado haberse aclimatado a toda la climatología de la isla, siendo un potencial problema para las estructuras.

Una de las particularidades de las termitas subterráneas es que su nido está en el subsuelo; al resguardarse en tierra, las incidencias por su presencia están asociadas caso exclusivamente a edificaciones; rara vez aparecen en embarcación es o cualquier otra estructura sobre agua.

Tratamientos contra el problema de termitas subterráneas en Tenerife

Como tratamiento contra el problema de termitas subterráneas en Tenerife, existen tratamientos químicos de efecto barrera que consisten en la inyección de grandes cantidades de insecticida en el suelo, muros y paredes combinado habitualmente con la propia aplicación directa de protectores sobre la madera afectada o que es necesario proteger.

Estas técnicas están en paulatino desuso, gracias a la aparición de un tratamiento innovador, el uso de cebos con inhibidor de crecimiento (IGR). Las ventajas de este último son muchas:

  • Los tratamientos de efecto barrera no logran resolver el problema en origen en la mayoría de los casos. Con el cebo sí es viable eliminar el termitero.
  • Los primeros precisan el uso sistemático de enormes cantidades de productos químicos, mientras que en el tratamiento con cebos se logra un uso racional de los biocidas aplicados.
  • Los riesgos de contaminación del medioambiente y de efectos adversos en personas y animales son muy bajos con el uso de cebos.

Las temporadas en que se reciben mayor número de incidencias por presencia de termitas están marcadamente diferenciadas según su tipo; el grueso en número es por termitas de la madera seca, generalmente entre junio y agosto, mientras que en Tenerife hemos comprobado que el mayor número de avisos por termitas subterráneas ocurre en diciembre y enero. El motivo en ambos casos es que es en los meses indicados cuando tienen lugar respectivamente las fases reproductoras, lo que incrementa mucho la sintomatología y, en consecuencia, es cuando surgen las preocupaciones de los habitantes.

Si durante todo del año es importante mantener la vigilancia ante la posible presencia de termitas, aún lo es más estar especialmente atentos al inicio de verano e invierno. En caso de detectar signos de su presencia, contacte lo más pronto posible con profesionales en control de plagas como APINSA, que ofrezcan una efectiva solución a fin de evitar graves daños a las estructuras y posibles derrumbes.

Si quiere saber más acerca de cómo son las termitas subterráneas en España, o conocer más detalles sobre cómo resolver el problema de termitas en comunidades de vecinos, suscríbase al Newsletter de Plan De Control De Plagas para mantenerse informado.

Seleccionar un servicio de control de plagas en la industria alimentaria

Vuelve al comienzo